Historia

nicolas_lucero_seniorLa familia Lucero, oriunda de Medina Sidonia (Cádiz), ya contempla varias generaciones de componentes dedicados a la hostelería. En los años 40 se produjo una fuerte inmigración por parte de los asidonenses a la ciudad de Cádiz y su Bahía, es entonces cuando la familia Lucero, familia modesta y con la posguerra en plenitud, decide instalarse en la ciudad de Cádiz y emprender una cadena de establecimientos de hostelería.

Muchos de ellos gozaron de gran prestigio en su época, con distintas nominaciones como el Serrallo, Sancho, Sainz, Compostela, Bahía… que por jubilación de alguno de los hermanos y la no continuidad de sus hijos, dejaron de ser gestionados por la familia.

Es el Bar Lucero es el único que en la actualidad sigue la estela de lo que un día fue el conjunto de locales señeros en la hostelería gaditana de los 60 a los 90.

Nicolás Lucero Bancalero, nacido en marzo del 28, fue el fundador del mismo. Después de su paso por varios establecimientos emblemáticos de la ciudad, como “La tienda de en medio” o “Los Camarotes”, decidió emprender una aventura en el año 1958 alquilando los bajos del edificio ya denominado “El Trocadero”, local que en los años posteriores a su inauguración se convirtió en un referente de los bares de Cádiz. Su magnífica situación y los años de esplendor de la industria marítima y pesquera de la ciudad le hicieron ser el centro de todas las idas y venidas tanto de los trabajadores que ya de madrugada se incorporaban a sus trabajos, como de aquellos rezagados que apuraban los últimos momentos de una noche de fiesta. Por aquellos años el horario de apertura era de 23 horas al día y llegó a contar con plantillas de 25 personas. Eran tiempos en los años 60 y 70 donde Cádiz gozaba de una espléndida actividad laboral y los comercios florecían al albor de tan anhelada época.

Allá por el año 1982, se concertó la compra del local, se produjo una amplia reforma y ha seguido siendo un referente dentro de los bares gaditanos, ostentando durante 12 años el honor de representar como presidente al empresariado de los bares de la provincia de Cádiz, dentro de la patronal HORECA.

Durante estos últimos años los hijos de Nicolás Lucero Bancalero le sucedieron en la gestión del mismo, fallecido éste en el 2013. Son años difíciles para la empresa familiar, pero la ilusión por adaptar el establecimiento a los nuevos tiempos y volver a recuperar la esencia de lo que para la ciudad de Cádiz, fue siempre “El Lucero”, frente “al muelle” se inicia una nueva andadura, donde vamos a poner todo nuestro esfuerzo y nuestras ilusiones para seguir siendo un lugar singular en la ciudad de Cádiz, “El Lucero del muelle”.